En una entrevista, Adam Levine, recordó haber trabajado con Kelly Preston en el vídeo musical de She Will Be Loved.

En el vídeo se lo ve a Levine inicialmente saliendo con una mujer más cercana a su edad pero termina desarrollando sentimientos por la madre, en este caso, interpretado por Kelly Preston.

Recordemos que tras la muerte de la actriz, en el mes de junio, Adam Levine compartió en sus redes sociales una imagen capturada del videoclip describiendo: ‘Mi primer beso falso’

Trabajar con ella fue una de las mejores experiencias, mientras viva nunca lo podré olvidar’ comentaba el actor.

Ese fue el único momento en que ambas estrellas trabajaron juntos, luego de eso, nunca más volvio a ver a Kelly.