Rihanna tiene que enfrentarse a una incómoda situación, luego de que la semana pasada, un hombre de 26 años irrumpiera en su hogar en Los Ángeles, donde ella no se encontraba en ese momento.

El hombre, identificado como Eduardo León, fue detenido bajo los cargos de acoso, robo y vandalismo, además de un cargo menor por resistencia al arresto.

Leon aseguró que ingresó al hogar de la cantante “para tener sexo con ella”, agregando que su plan era no utilizar la fuerza para que esto ocurriera. Así lo consigna el medio estadounidense TMZ.

Cerca de doce horas habría permanecido el hombre en la propiedad, tras haber burlado todos los sistemas de seguridad. Leon ya había sido arrestado, pocos días antes del asalto a Rihanna, por irrumpir en otra residencia, supuestamente pensando que era la de la artista.

Actualmente se encuentra detenido bajo fianza de 150 mil dólares que dudamos que consiga o que Rihanna pague por misericordia.

Hace unas semanas, un perturbado fan de Taylor Swift, identificado como Roger Alvarado, fue detenido al ser encontrado durmiendo una siesta en el lujoso departamento de la cantante tiene en el barrio de Tribeca, en Nueva York.

El hombre fue arrestado por acecho, robo, daños criminales y allanamiento de propiedad.