Repasamos lo ocurrido el pasado 31 de marzo, cuando pasó lo impensado, manifestantes quemaron el Congreso Nacional, desatándose una fuerte batalla campal en las calles del centro de Asunción, cosa que no se veía desde el marzo paraguayo del 1999.