El pasado 15 de noviembre nos enterábamos de la repentina muerte del rapero Lil Peep, a los 21 años de edad. Un hecho que significó el apagón de una promesa en ascenso dentro del nuevo Hip Hop.

Muchos lo llamaban “el Kurt Cobain del rap”, debido a sus depresivas y furiosas letras de tono trágico/melódico, que hizo que se gane muchos adeptos, y no solo de su música, sino también en su cuenta de Instagram donde era muy popular; subía sugerentes fotos y todos sus seguidores lo celebraban.

Los excesos, las maratónicas fiestas, los malos amigos y un cuerpo joven que dijo basta.

ILNY

A post shared by @lilpeep on

Mientras se le está practicando la autopsia a este joven rapero, para determinar las sustancias que le provocaron la supuesta sobredosis a sus recientes 21 años; nos pusimos a pensar en otras figuras de la música que lograron influir o ser sumamente relevantes a través del paso de los años, y que hoy son personajes mitológicos en la historia, pero cuyas vidas, apenas llegaron a la mayoría de edad para beber en los EE.UU.

Hoy vamos a estar hablando de un nuevo y trágico grupo de músicos que de a poco están formando un tristemente célebre Club, y no, no es el ya conocido Club de los 27,  sino “El Club de los 21: Los adultos que no fueron”.

  • EDDIE COCHRAN

El primer integrante de este Club, se registra desde los propios inicios del rock n’ roll de los 50s, uno de los pioneros del género “Rockabilly”, hablamos del gran Eddie Cochran, un notable guitarrista y cantante, autor de verdaderos clásicos de la música popular como: “Summertime Blues”, “Something Else” y “C’mon Everbody”, que junto a Elvis Presley, Little Richard, Chuck Berry, Jerry Lee Lewis y Buddy Holly, eran los rebeldes de ese nuevo estilo provocador llamado rock n’ roll, a mediados del siglo pasado.

Este talentoso joven músico, influyó fuertemente en futuras figuras de la música, como un adolescente George Harrison, quien lo siguió en toda su gira inglesa, hasta que Cochran encontró la muerte, en un accidente de tránsito en la ciudad  de Somerset, Inglaterra, en 1960.

También fue vital en la vida de otros jóvenes de Liverpool. Cuando John Lennon y Paul McCartney se conocieron hace 60 años, Paul le había tocado el tema “Twenty-Flight Rock” de Eddie Cochran a Lennon, para impresionarlo y así formar parte de su banda The Quarrymen, que luego se llamó The Beatles.

  • STU SUTCLIFFE.

El segundo, en un orden cronológico, tenemos a un ex integrante de los Beatles, se trata de su bajista original: Stu Sutcliffe, quien era un estudiante de arte muy amigo de John Lennon, que se unió a la banda por insistencia de este último, ya que Stu no quería ser músico, sino un artista plástico.

Posteriormente, a inicios de los años 60s, decidió dar un paso al costado, tras la incidentada gira de The Quarrymen por la ciudad alemana de Hamburgo, donde había sido muy golpeado por un grupo de borrachos que estaban en el show y celaban de la atención que recibía Stu, de parte del público femenino en el bar.

Durante la estadía de Stu en la banda, Paul McCartney le recriminaba mucho por sus errores como bajista, tanto así que mas tarde, él se convirtió en el bajista de los Beatles.

Stu Sutcliffe falleció en abril de 1962, a causa de una hemorragia cerebral, que muchos atribuyen a esa golpiza que recibió en Hamburgo.  Un mes antes, los Beatles lanzaron su álbum debut, ‘Please, Please Me’ y lograban su primer Nro 1 en Inglaterra.

Beatles Bible
  • BILLY MURCIA.

El tercer caso es el de Billy Murcia, cuya muerte se acerca más al de Lil Peep. Hablamos del primer baterista de los New York Dolls, el grupo que sacudió y le trajo vida a una disecada escena neoyorkina de inicios de los 70s, e influyó en la posterior formación de otros grupos como: The Ramones y Blondie.

El joven Murcia no dio más y en la primera gira de los Dolls en Inglaterra, muere en 1972, a causa de una accidental sobredosis de heroína, en una bañera, cuando el grupo aún no había grabado su primer álbum de estudio.

Dato: David Bowie le dedicó el tema “Time” que se encuentra en su álbum ‘Aladine Sane’ de 1973. 

Los New York Dolls, considerados unos de los pioneros del glam rock, vivían una rutina de excesos y provocaciones constantes y su manager, era el británico Malcom McLaren, un diseñador de ropa, interesado en la contracultura y el situacionismo, que buscaba vender sus diseños mediante la mala publicidad de sus bandas.

Tras la muerte de Murcia, McLaren retornó a Londres, abrió una tienda de ropa “punk” llamada ‘Sex’ y ahí formó otro grupo, de donde se desprende el siguiente integrante del Club de los 21.

  • SID VICIOUS.

Si hay un rostro que represente el sentido literal de la expresión “vive rápido y muere joven”, ese era John Simon Ritchie, más conocido como Sid Vicious.

El mismo nunca fue un músico de verdad, no sabía tocar el bajo en los Sex Pistols, pero era el fanático del punk que llegó a los escenarios, el “aguanter” que se hizo más famoso que su propia banda.

Sid fue la mascota que el punk tuvo que sacrificar, su aporte más significativo se puede escuchar en el álbum ‘Jubilee’, que habían lanzado unos ya separados Sex Pistols, sin su cantante Johnny Rotten.

En ese disco, Sid Vicious canta dos temas: “Something Else” y “C’mon Everybody”, de Eddie Cochran, el primero de nuestra lista.

Sid Vicious primero vio morir a su banda, los Sex Pistols, tras su caótica gira en EE.UU, luego vio muerta a su novia, Nancy Spungen, en un confuso episodio de drogas en New York, que lo tenía a él como único sospechoso, en el mítico Hotel Chelsea de la Gran Manzana.

Fue a la cárcel unos días y luego fue liberado bajo fianza, a espera de su juicio, y muchos dicen que fue Mick Jagger el que pagó la fianza y mandó a su abogado.

De poco sirvió eso, ya que pocos días después, Sid Vicious murió a causa de una sobredosis de heroína, en febrero de 1979. El actor Gary Oldman hizo el papel de Sid Vicious, en la película “Sid & Nancy” de 1985.

  • LIL PEEP.

Y por último tenemos el caso del rapero Lil Peep, considerado como prionero del “Emo Rap” o hardcore melódico, ya que hacía muchas alusiones a la muerte, la depresión y a su adicción a las drogas.