Ariana Grande fue demandada por un artista de Las Vegas que afirma que violó sus derechos de autor por la imagen de una mujer en la flama de una vela que aparece en el popular video: “God is a Woman”.

La demanda fue presentada en el tribunal de distrito en Nevada por los abogados de Vladimir Kush y su empresa Kush Fine Arts Las Vegas.

Las diligencias sobre este escándalo comenzaron con el envió de mensajes a los representantes de Grande sin que hasta el momento se tenga respuesta.

La demanda afirma que la imagen que aparece cerca del minuto 1:04 del video de la cantante es casi idéntica a las pinturas que Kush creó y registró en 1999 y el 2000.

La demanda menciona a Grande bajo el nombre de Ariana Grande-Butera, junto con los otros acusados: Universal Music Group, el director, el productor y la compañía productora del video.

Kush busca una indemnización no especificada y una orden de la corte para retirar el video de internet.

La imágen de la izquierda corresponde a la pintura de Kush y en la derecha es un fragmento del video “God is a Woman”: