El presidente de EE.UU, Donald Trump, volvió a ser el centro de atención en Twitter, luego de decir a la NBC, que la música de Taylor Swift le gusta “alrededor de un 25 % menos“, después de que la artista anunciara que respalda a dos candidatos demócratas al Congreso por el estado de Tennessee.

Swift anunció el pasado domingo que votará por el demócrata Phil Bredesen para el Senado, rompiendo así su negativa a pronunciarse públicamente sobre cualquier tema político y por supuesto, no apoyar a los aliados republicanos de Trump.

El magnate por su parte, manifestó que la congresista republicana Marsha Blackburn, rival de Bredesen, está “haciendo un muy buen trabajo” y es una “mujer tremenda”, mientras que Swift “no sabe nada de ella”.

Ahora la música de Taylor me gusta un 25 % menos, ¿ok?“, agregó el mandatario en sus declaraciones en cámara: