Rihanna y Guns N’ Roses fueron utilizados como banda sonora en diversos mitines políticos, de cara a las elecciones legislativas en los EE.UU, a celebrarse este martes 6 de noviembre.

El uso de la música por parte de los republicanos durante sus actos públicos está siendo polémica desde que inició la campaña presidencial de Donald Trump y ahora, el hit de Rihanna ‘Don’t Stop the Music’ sonó en un acto oficialista en Florida, razón por la cual, la cantante de Barbados escribió en Twitter que “ni ella ni su gente se acercarían jamás a uno de esos trágicos mítines”. Además, ha apoyado públicamente al candidato de Florida Andrew Gillum, del Partido Demócrata.

Igualmente, Axl Rose ha criticado que se use durante un mitin en West Virginia, el pasado 2 de noviembre, el tema de Guns N’ Roses ‘Sweet Child O’ Mine’.

Axl también usó Twitter para informar de que ha “pedido formalmente que su música no se use en mítines de Trump y otros eventos asociados”. Según Rose, Trump se está aprovechando de ciertas “lagunas” en la concesión de licencias para usar canciones con fines políticos sin el apoyo de los autores.