Guns N’ Roses presentó una demanda contra una cervecera Oskar Blues, ubicada en el estado de Colorado, a la que acusó de vender una cerveza bajo el nombre de “Guns ‘N’ Rosé” sin su permiso.

En la demanda presentada en una corte federal de Los Ángeles, Guns N’ Roses acusó a Oskar Blues de aprovecharse de forma intencionada de su buena voluntad, prestigio y fama al vender “Guns ‘N’ Rosé” desde principios de 2018 y engañar a los consumidores haciéndoles creer que la banda está conectada con la cerveza.

Guns N’ Roses también objetó las ventas de artículos relacionados como: camisetas, afiches y bandanas, como “un producto asociado exclusivamente a la banda y a su líder, Axl Rose”.