Un nuevo servicio de 24 horas fue habilitado para ayudar a músicos con depresión, llamado “Music Minds Care”, que se ocupa de la salud mental de todos aquellos involucrados en la industria musical del Reino Unido.

El servicio ofrece ayuda terapéutica, consejos, seguimientos y terapia cognitiva sobre el comportamiento a aquellos artistas con problemas de salud mental.

Esta ayuda parte de una investigación denominada “¿Trabajar en la música te puede enfermar?”, realizada el año pasado, que arrojó un alarmante resultado donde el 71% de los 2 mil encuestados, dijo haber sufrido ataques de pánico o altos niveles de ansiedad y un 65% habló de depresión.

El CEO de ‘Music Minds Care’, Richard Robinson, dijo en un comunicado publicado en la NME que este es el primer centro de ayuda a músicos profesionales en el Reino Unido y que actualmente cuenta con menos de un millón de euros, para solventar gastos de los próximos 4 años, pero que esperan ir creciendo.

Este solidario emprendimiento surge a raíz de las muertes de famosas estrellas de la música como Chris Cornell y Chester Bennington, ocurridos en este 2017.