Dos importantes figuras en el pop argentino y también en la vida de Gustavo Cerati, se unen para rendir tributo a su amigo. Son Leo García y Marcelo Moura, quienes realizan dos fechas en Kilkenny Irish Pub de Asunción, donde rendirán homenaje al ex Soda Stereo, a poco más de un año del primer aniversario de su partida.

El ex Avant Press y el integrante de Virus accedieron a un par de preguntas a HEi, donde ambos hablaron de la música que compartían con Gustavo y el viaje que significó compartir escenarios, conocimientos y por sobretodo, una gran amistad con él.

LEO GARCÍA:

 Leo, fuiste un gran colaborador de Gustavo y viceversa. ¿Qué escuchaba Gustavo y qué gustos compartían en el momento que se conocieron?. Siendo vos un joven y él un consagrado.  

Gustavo escuchaba mucha música nueva, muy moderna, siempre estaba actualizado con las nuevas bandas, recuerdo que escuchábamos mucha música alemana que venían de un sello llamado Kompakt. Una vez llegamos a ir ahí, fuimos a la ciudad de Colonia y Gustavo inclusive llegó a trabajar con ellos.

De los clásicos, nunca faltaban los Beatles, David Bowie, todo ese sofistic pop y le gustaba mucho Metronomy y Gusgus también, de lo que surgían en esa época. 

Cuando los Soda Stereo hicieron el cover de Avant Press, “Ciber Sirena” en 1996, ¿los tomó por sorpresa o ya los habían adelantado?.

No, me tomó por sorpresa, fue como cuando pasó recientemente lo de Morrissey, cuando pasó eso eso me acordé mucho de cuando los Soda hicieron ese cover en el Festival Alternativo de 1996. Yo estaba en una fiesta esa noche y un amigo viene y me cuenta que los Soda tocaron un tema mío, no lo podía creer, tuve que esperar al día siguiente para comprar los diarios, porque no había redes sociales en esa época. Fue increíble y lógicamente, por la edad que tenía, creo no haber estado capacitado para entenderlo.

 Justamente, hablando de Morrissey, ¿Te habías contactado con él antes por ese tema?. 

No, nunca, pero fuí su telonero la primera vez que vino a la Argentina y me había enterado que conoció la canción hace mucho tiempo y que la utilizaba para abrir sus shows y que hay un álbum de canciones favoritas de Morrissey donde incluyó a esa canción.

– En el pasado, Gustavo acostumbraba dar el visto bueno a bandas nuevas (Miranda, No Lo Soporto, Babasónicos, etc) en la Argentina y desde su enfermedad parece que la nueva ola de grupos se estancó, al menos en Buenos Aires. ¿Tiene mucho que ver su ausencia?.

Y podría ser, porque todo lo que tocaba Gustavo como que se transformaba en oro, de todos modos, hay movida, la música va cambiando, pero creo que lo que hoy es popular en la Argentina no sería precisamente del gusto de Gustavo, sin embargo hay bandas que no son tan conocidas, que sí le hubieran gustado, porque hay un under..están ahí.

Yo trabajo en un sello llamado Geiser Discos, que ayuda a nuevas bandas y voy a ver a muchas de éstas, como a Rayos Láser, Viva Elástico, Indios, que son muy buenas y creo yo que si Gustavo estaba entre nosotros, estaría del lado de esas bandas y también sería amigos de ellos..

– ¿Cuál es tu disco favorito de Soda Stereo y por qué?.

Signos, porque recuerdo que compré el cassette sin conocer ningún tema y cuando lo puse me volví loco y ese fin de semana, Soda Stereo fue a tocar al pueblo donde nací, en Moreno, los fui a ver y nuevamente me volaron la cabeza.

MARCELO MOURA

– Los años ochentas fueron sinónimo de Soda, Sumo y Virus, ¿cómo ves ahora este revivalismo global de los 80s?, ya sea en estética y sonido de los grupos de ahora?.

Hay dos cosas, primero la década de los 80s fue maravillosa, mucho tiene que ver de la caída de períodos dictatoriales, como lo que sucedió en España con la caída de Franco. Cuando salís de una época de opresión y falta de libertad, lo primero que florece o se manifiesta es el arte.

Segundo, no estoy de acuerdo con los que dicen que lo que se hace ahora no es bueno, y quiero recordar a Borges cuando habla del »libre albedrío», uno tiene la posibilidad de elegir lo que quiere, entonces eso requiere un pequeño esfuerzo, me refiero a que si vas a consumir solo lo que te ofrece la TV y creés en todas las pelotudeces que salen ahí, vas a terminar siendo un pelotudo, es como comer todos los días hamburguesa o comida chatarra, tarde o temprano a tu cuerpo le pasan factura.

Hay una infinidad de bandas buenas en la Argentina, pero que no se mueven en un circuito comercial.

– Marcelo Tinelli dijo en su Twitter que los sonidos de Tan Biónica le recuerdan a Soda, Virus y The Killers. ¿Estás de acuerdo con él?.

Uff, no voy a quedar muy bien, pero nunca escuché Tan Biónica. Es cierto que El Chano cantó con nosotros cuando fuimos condecorados como Embajadores Culturales de Buenos Aires y dimos un show con muchos invitados, El Chano estuvo ahí y no tenemos una mala relación, solo que no conozco casi nada de su música y no quiero emitir juicios al respecto.

–  Federico Moura fue el primer productor de Soda Stereo. ¿Cómo Federico te describía a Soda cuando los conoció allá por el 82/83?, ¿ ya veía un diamante en bruto?.

Si, si a ver, es también difícil ser objetivo, porque había mucha amistad, compartimos muchas cosas, por ejemplo, en Imágenes Paganas, esa parte final de la guitarra la grabó Gustavo en mi casa. Él en Soda era el compositor, músico y arreglador, tenía muchos roles, cosa que no sucedía en Virus, si se me ocurría algo, lo consultaba y veíamos eso con Fede y Julio, bueno, éramos tres hermanos en una banda.

Tengo un audio guardado de cuando hacía radio, luego de dejar de tocar con Virus por un tiempo, hice radio dos años y en esa época salía Bocanada, entonces mi productor me dice para llamar a Gustavo, lo llamo y le digo, «Gus, dejame meterte al aire para hablar de tu nuevo disco« y me dijo: «Naah estás loco, decime donde estas y voy para la radio». Fue y habló un montón conmigo, de su nuevo disco y como él siempre estaba al tanto de las nuevas tendencias, ahí me comentó sobre el cantante de Avant Press, que se llamaba Leo García y que es un cantante excelente, él ahora está acá al lado mío y vamos a hacer este tributo a Gustavo en Asunción.

Eso fue en 1999 y al recordar esa grabación se me eriza la piel, porque al terminar la nota le agradezco por venir y él me dice: «Marce, mi espíritu estará siempre contigo». 

Gustavo Cerati y Federico Moura – 1985