Ante una serie de rumores y mucha controversia, finalmente, la banda liderada por Adam Levine confirmó su presencia en el show de medio tiempo de la final de la NFL, el Super Bowl, que se llevará a cabo el próximo 3 de febrero.

La noticia fue anunciada a través de la organización, la National Football League, que contará con el acto de Maroon 5, en compañía de los raperos Travis Scott y BigBoi.

La polémica previa a este anuncio se basaba en una campaña de firmas en Change.org, donde más de 84 mil personas pidieron a Maroon 5 que no participe, debido a la suspensión que recibieron 3 jugadores de fútbol americano, que se arrodillaron durante la entonación del Himno Nacional Norteamericano, en señal de protesta, por el racismo y asesinatos de afroamericanos, por parte de la policía, en el 2018.

Tras la confirmación también de Travis Scott, el rapero dijo que donará 500 mil dólares a Dream Corps, una fundación que lucha contra el racismo, en señal de respeto por los jugadores suspendidos y por el público que criticó su decisión de participar, teniendo en cuenta que Rihanna fue la primera opción de los organizadores, pero esta rechazó en forma de protesta.

El Super Bowl de este año será transmitido el 3 de febrero desde el estadio Mercedes-Benz Stadium en Atlanta, Georgia, uno de los estados con más violencia racial en los últimos años.