El cantante británico Morrissey desató este lunes una agitada controversia después de defender al actor Kevin Spacey y al productor de cine Harvey Weinstein, quienes han sido denunciados por actos de acoso y abuso sexual.

El popular músico señaló que Spacey ha sido “atacado innecesariamente” y añadió que era ridículo que hubieran “borrado” al actor de una película por estrenarse.

Morrissey, que se hizo famoso por canciones como Everyday is like Sunday y por ser el líder de la banda The Smiths, señaló que las definiciones de acoso y asalto se han vuelto demasiado amplias.

Cualquiera que haya dicho alguna vez ‘Me gustas’ a alguien más es, de repente, acusado de asalto sexual“, dijo.
En sus declaraciones, recogidas por la revista alemana Der Spiegel, Morrissey, de 58 años, comenzó por aclarar que “una violación es asquerosa y de hecho cualquier ataque físico es repugnante”.

El mes pasado, el actor Anthony Rapp acusó a Spacey de acosarlo sexualmente cuando él tenía 14 años, en 1986. A esto, Morrissey anotó que la acusación de Rapp “no le sonaba muy creíble”.

No sé tú, pero yo nunca me vi una situación similar en mi juventud. Nunca. Siempre fui consciente de lo que podía pasar. Cuando estás en el cuarto de alguien, tienes que tener cuidado de a dónde puede conducir esa situación”.

Pero el cantante también sembró dudas sobre las docenas de mujeres que han acusado al productor de cine Harvey Weinstein de múltiples hechos de asalto sexual.

“La gente sabe exactamente qué es lo que está pasando”, señaló en referencia al hecho de que Weinstein invitaba actrices a su cuarto de hotel. “Y ellas seguían el juego”. “Sin embargo, después algunas de ellas se sentían avergonzadas o rechazadas. Entonces daban la vuelta y decían ‘Fui atacada, fui sorprendida’. Ahora, si todo iba bien y tenían una gran carrera, no hablaban de eso“, agregó.