Rihanna atraviesa uno de los peores navidades de de su vida, cuando recibió la noticia de que su primo de 21 años, Tavon Kaiseen Alleyne, había sido asesinado a tiros, a pocas cuadras de donde se encontraba ella.

Rihanna, de 29 años, se mostró visiblemente afectada en sus redes sociales. Pese a que su pariente fue trasladado inmediatamente al hospital, los médicos no pudieron salvar la vida del joven.

¡Descansa en paz, primo … no puedo creer que fue solo anoche que te tuve en mis brazos! ¡Nunca pensé que sería la última vez que sentiría la calidez de tu cuerpo! ¡Siempre te amaré!“, escribió en su cuenta de Instagram.

La policía inició una investigación y está pidiendo a cualquier persona que tenga información sobre el asesinato que se ponga en contacto con ellos, según Nation News.

Ante la muerte de su primo, Rihanna hace visible uno de los grandes males que azotan a Barbados: la inseguridad. Además, hizo hincapié en la necesidad de que las armas dejen de estar presentes en el día a día de los ciudadanos.