Entre Ríos, la agrupación argentina que se hizo famosa a inicios de la década del 2000, lanzó su último LP denominado ‘SIN’, que una vez más viene acompañado de su propia instalación audiovisual, que ofrece otro nuevo concepto de música en vivo, que rompe con cualquier lógica hegemónica existente en el lucrativo negocio de la música.

El grupo está liderado por su co-fundador y único miembro original Sebastián Carreras, compositor de temas como: “Usas”, “Hoy No”, “Para Mi” y “Tuve”, que podría ponerse al lado de sencillos como “Vuelta por el Universo” de Cerati & Melero, entre los más célebres clásicos del electropop en español.

El mismo empezó su carrera en la banda indie, Tus Hermosos, con quienes lanzó su único LP ‘Anatomía de Melancolía’ en 1998, y desde hace 17 años, está al frente de Entre Ríos, una agrupación que empezó dando experimentales shows en vivo, para luego convertirse en un experimento de laboratorio, y hoy ya son una exposición artística que va más allá de lo musical.

Después que su último disco ‘Cuadro’ obtuviera el Premio Gardel al Mejor Álbum de Música Electrónica en el 2015, Entre Ríos presenta ‘SIN’, una instalación audiovisual del que su ideólogo, Sebastián, nos explicó de forma exclusiva.

  • Contame acerca de ‘SIN’, este concepto que rompe con la idea de hacer shows en vivo, para ser una experiencia interactiva, dentro de una instalación y no en un escenario, tampoco en un teatro, sino que en una galería de arte.

En el año 2010, como Entre Ríos, decidimos dejar de hacer shows de la manera tradicional y como lo hacen las bandas desde el siglo XX.

‘SIN’ es una deconstrucción de imagen y sonido, que utiliza sistema de sonido cuadrafónico y mapeo de imágenes proyectadas en 80 pantallas, ubicadas dentro de un espacio de 8×16 mts² aproximadamente.

En esta situación de saturación permanente de los sentidos buscamos detectar los instantes en que la sensibilidad permanece de nuestro lado y no es arrasada por dicho flujo. La instalación se basa en el efecto que la información audiovisual genera cuando deja de emitirse. Es decir, el efecto que queda en la percepción del participante cuando las luces y el sonido se apagan.

Luego nosotros intervenimos musicalmente, respetando y adaptando las canciones al formato audiovisual de la misma.

  • ¿A qué se debe esta forma de presentación poco convencional?.  

Creemos que la forma tradicional de lanzar un disco con un show en vivo, donde el público espera que sonemos como el disco, ya nos resulta poco excitante. Nosotros hacemos música con sonidos y herramientas digitales, nos basamos en los bytes y la idea de ‘SIN’, como con nuestros tres últimos lanzamientos, fue justamente la de palpar los sonidos del disco en todos sus canales posibles, para que no solo sea una experiencia estéreo.

Hay muchas formas de estimular los sentidos a través de los sonidos y con nuestra música queremos explorar esas posibilidades, y con dos canales, o sea el estéreo, ya no se logra eso.

La idea es que los que asistan a estas instalaciones reciban esos bytes desde cada rincón, espacio y que al moverse uno sienta las vibraciones de diferentes maneras, mientras las luces cambian y cada paso tenga su importancia.

  • ¿Cuántas personas entran en estas instalaciones?.

Y en la última vez que hicimos, en el MALBA (Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires), entraron hasta unas 60 personas, porque ese fue el espacio que nos dio montar esa instalación. En el 2012 hicimos una en el Planetario de Buenos Aires y habían 300 personas dentro, pero son pocas las personas que se quedan todo el recorrido, sale uno y entra otro, el que está esperando en la fila.

El año pasado, por ejemplo, presentamos ‘Cuadros’ en España y hubo mucha gente que no pudo ingresar, porque la estadía es libre, depende mucho del tiempo que uno lo viva para quedarse más o menos tiempo.

Igual, esto no se trata de que sea masivo, es todo lo contrario, no se concibe como un espectáculo que mide su calidad a través de una taquilla. Nunca tuvimos esa cosmovisión, buscamos seguir nuestros instintos artísticos que es la de lograr el impacto. Medimos eso y no el número de asistentes, pero de todas formas, esta es una concepción subjetiva mía.

Para mi, el arte no se mide por su popularidad; que no vaya mucha gente a ver a una banda, no significa que sean malos, si vas a una sala de cine y hay poca gente, tampoco significa que esa película sea mala.

No tenemos la presión de que si no tenés tantas miles de visitas por día en el stream, no formas parte de una escena. Cuando empezaba, con otra agrupación en los noventas, habían otros grupos indies que no llevaban mucha gente, pero tenían interesantes ideas y algunos seguimos con ese pensamiento.

Ya no quiero estar preocupado por tener que llenar un teatro o un salón como hace 5 años atrás.

  • En sus últimas instalaciones, ya sea ‘SIN’, ‘CUADROS’ o ‘SAGA’, vienen con una tésis bajo el brazo, ya sea partiendo del efecto que buscan provocar en la conducta de los participantes que se someten a esta experiencia audiovisual. ¿Qué tanto de espiritual hay entre tanta ciencia?. 

Esto es sonido que la tecnología tiene disponible, para que podamos buscar infinidades de timbres, efectos y formas que nos hagan sentir cosas, la curiosidad es infinita, pero no buscamos hacer una encuesta de todo esto, se trata de compartir algo nuevo y que sea un divertido experimento. Cada uno va a sacar sus propias conclusiones, porque no se busca ser unívoco.

No podemos apartar lo emocional o espiritual a la música, y todo esto lo diseñamos para que se puedan vivir todas esas cosas de forma más directa.

  • Desde sus inicios lograron una repentina popularidad, ya sea por la publicidad de Quilmes donde sonaba el tema “Hoy No”, que también tuvo alta rotación en la MTV, y desde ese entonces, salieron grupos como Miranda! y Belanova, a quienes los críticos acusaron de copiarles a ustedes. 

Como te dije recién, cualquiera que tenga a su disposición las herramientas tecnológicas que teníamos nosotros puede hacer esta música o estos sonidos, si bien es cierto, fuimos los primeros en utilizar la programación de percusiones y sintetizadores digitales en la totalidad de las canciones, luego los Miranda! y Belanova también lo usaron, pero ellos manejaban sus propios conceptos artísticos.

Hasta ahora ellos siguen haciendo shows y siguen la línea del mercado, en cambio nosotros fuimos siempre por el lado contrario, pero si, al comienzo formábamos parte de esa camada del “nuevo pop latino” con ellos, pero siempre tratamos de distanciarnos cada vez más de todo eso.

  • Hay dos videos que dieron mucho de que hablar en mi adolescencia y que fueron bastante rotados en la MTV en su momento. Uno es “Nunca Quise” de Intoxicados y “Hoy No” de Entre Ríos, porque unía al fútbol con la comunidad LGBT, algo que aún era muy tabú a mediados de la década pasada. 

Esa canción ya era popular por la publicidad y sonaba en las radios, pero teníamos que hacer un video para que rote en la MTV, y sabíamos que cualquier cosa que hagamos iba a ser rotado ahí, entonces pensamos en la posibilidad de presentar ese escenario que mencionaste, en la que el protagonista explora su sexualidad, pasa por una transformación de género, y todo ese proceso ocurre dentro de un vestuario de fútbol.

No queríamos caer en el chiste o la burla, queríamos darle un enfoque serio y sensible, ya que la canción es muy romántica y el protagonista hace que canta el tema, que de por sí fue grabado por una voz femenina, y salió bien. Metimos esa historia, para que llegue a toda América Latina y fue así jajaja.

Hace 10 años que no veo ese video, quizás lo veo ahora y tiene nuevos significados, pero en ese entonces queríamos ser un poco provocativos y funcionó, el video fue muy rotado en la MTV jajaja.

  • En su tema “Paraná” mencionan a Paraguay y la idea de cruzar el rió, ¿hay posibilidades de montar estas instalaciones en Asunción?, te paso los contactos si querés jajaja, hay espacios que se van a prestar. 

Y no se trata de cumplir con una agenda o formar parte de un booking, porque no es un show en vivo, sino intervenciones en el marco de una instalación, que se planea y se diseña con relación a lo que se tiene disponible en el lugar elegido.

Si ahora quiero montar una instalación en Asunción, debería de enviar los planos con los materiales y el lugar debe contar con la acústica adecuada para que se pueda moldear a los sonidos cuadrofónicos y que uno al moverse de una lado al otro perciba las frecuencias de diferentes formas. Todo eso tiene que estar bien armado, no se trata solo de lucecitas que se prenden y se apagan, con música de fondo que siguen una línea visual.

Si ves nuestros planos, vas a notar que utilizamos la misma infraestructura de un escenario, pero montado de forma diferente. No descartamos hacer más presentaciones como la que hicimos en el MALBA hace unos meses, en otras partes del mundo, nos encantaría, es cuestión de estudiar las posibilidades para que funcione, ya todas las instalaciones se planea de forma diferente.

Es muy nuevo todo esto y a mucha gente todavía no le cierra mucho. Quizás sea muy popular dentro de 15 o 20 años, que se yo; igual nosotros queremos ser recordados como los primeros en hacer esto (risas).