Robbie Williams en septiembre pasado suspendió los conciertos de su gira en Moscú y San Petersburgo por una “enfermedad” que no se dio a conocer al público.

Posteriormente, el cantante inglés publicó un vídeo en su canal de YouTube en el que aseguraba estar recuperándose de un problema de salud que ahora se dio a conocer y se trata de unas anomalías en el cerebro, que los medicos le detectaron, cuando se interno en el hospital de Cuidados Intensivos.

Mi brazo izquierdo se entumeció y no dejaba de babear por un lado de boca”, contó Robbie Williams a The Sun, “Tenía dolor de cabeza y también tenía problemas para respirar”.

Durante su estancia en el hospital, contó que le monitorizaron y le realizaron un examen completo y tras siete días, le dieron el alta, para poder volar a Los Ángeles, donde se estuvo recuperando en estos dos meses:

Estaba confundido y tenía miedo, pero sabía que estaba en el lugar adecuado, fue un shock para mi, un día estas de gira y de repente te encontrás en cuidados intensivos”, expresó el ex Take That.

El nuevo álbum de Williams salió en noviembre pasado, se titula ‘‘Under the Radar Vol 2’’ y es un compilado de canciones que fueron descartadas de otros discos.