Robbie Williams ha querido compartir uno de los momentos más oscuros de su vida en el podcast ‘Alien Nation with Jo Wood’. Según ha contado, cuando vivía en Londres junto a la que fuera su novia por aquel entonces, tuvo una batalla con las drogas de la que no fue nada fácil escapar.

Cuando el artista vivía en su piso de Primrose Hill al norte de la capital británica comenzó a «volverse loco» y la oscuridad de la casa era constante, comenzó a oír pasos que le aterraba y entonces perdió la cabeza.

En su relato recuerda la vez en la que decidió aumentar la seguridad de su casa por miedo a ser atacado por los extraterrestres: «El motivo por el que contraté guardaespaldas las 24 horas del día fue porque me daba miedo lo que sucedía a mi alrededor cuando estaba solo. Siempre me ha aterrado la idea de que aliens pudieran intentar ponerse en contacto conmigo porque eso confirmaría su existencia y, por otra parte, si al final resultaba que eran imaginaciones mías, sería aún peor, porque entonces resultaría que todo estaba en mi cabeza».

Además, en la entrevista, Williams ha rememorado también la vez que se le apareció el fantasma de Mama Cass, la integrante de The Mamas and the Papas, que falleció el 29 de julio de 1974.