Un joven de 22 años identificado como Roger Alvarado fue detenido el viernes pasado, al ser encontrado durmiendo una siesta en el lujoso departamento que Taylor Swift tiene en el barrio de Tribeca, en Nueva York.

El hombre fue arrestado por acecho, robo, daños criminales y allanamiento de propiedad, según publica The Hollywood Reporter.

El fan/stalker de la artista ya había intentado ingresar a su casa el 13 de febrero, cuando fue detenido por romper su puerta principal con una pala. En esta oportunidad, al momento del ingreso de Alvarado, Swift no se encontraba en la vivienda ni tampoco se pronunció en las redes sobre el episodio.

Esta no es la primera vez que la cantante lidia con un perturbado fan, hace unas semanas atrás, un hombre había robado un banco para impresionar a la cantante, dejando el motín robado, frente a su casa de Rhode Island.