Anoche Bruno Mars ofreció un concierto en la ciudad de Glasgow, Escocia, cuando de pronto todos los presentes se llevaron un buen susto cuando, a mitad del espectáculo, una de las luces del escenario estalló y provocó un pequeño incendio que llevó a los organizadores del evento a suspenderlo de forma inmediata.

Afortunadamente para todos, el personal de seguridad intervino rápidamente para solventar el problema y en cuestión de minutos, el cantante pudo continuar con el recital para deleite de sus admiradores, quienes andaban algo confusos todavía tras la inesperada y breve desaparición de su ídolo.

Durante el concierto de Bruno Mars se produjo un incidente ligado a una de las luces del escenario, lo que nos llevó a suspender temporalmente el espectáculo. Gracias a la rápida reacción de nuestro equipo, el incidente fue solventado con la mayor celeridad posible y el recital pudo continuar según lo previsto“, ha explicado la organización a través de una nota de prensa publicada en NME.