Frances Bean Cobain, la única hija del cantante de Nirvana, Kurt Cobain, perderá una guitarra que perteneció a su padre y que usó en el MTV Unplugged en noviembre de 1993.

La pareja se casó en junio del 2014 y se separaron en marzo del 2016, pero antes, Frances le había obsequiado la guitarra de su padre a su marido, que la tenía en su poder, en el momento en que la hija de Cobain pidió el divorcio.

Tras el divorcio de la también hija de Courtney Love, su exmarido se quedará con el instrumento que vale varios millones de dólares.

Frances, de 25 años, se separó de Isaiah Silva en 2016 después de dos años de matrimonio. La modelo se quedará con la casa que compartían en Los Angeles y su ex con la guitarra.

Para molestar más a los viejos fans de la banda que lideró en movimiento grunge en los años 90s, Silva afirmó que Cobain se lo habría regalado si seguía con vida.