Se trata de Escambau, destacada en el underground brasileño por su capacidad de experimentación y performance en vivo. Se presentará en Asunción con tres fechas desde este jueves 19 al sábado 21 de julio.

La banda llega en el marco de su gira “Duro en mi coche” que también incluye fechas en Argentina y promociona su último lanzamiento Eléctrico, un EP que trae tres canciones en español grabadas en vivo y que presenta esas experimentaciones musicales mezcladas con fuertes poesías que rozan con lo político. Si bien tiene una fuerte influencia del rock, no apuesta a un estilo único.

Eléctrico empezó con un ejercicio rítmico en la guitarra. Así me surgió la melodía; aún sin letra. La poesía vino después, pensando en mi papá que sufrió una descarga eléctrica de 13.000w antes de tener sus tres hijos. Me quedé imaginando que soy fruto de un espermatozoide electrónico”, explica el guitarrista Giovanni Caruso. El arte de tapa de este material estuvo a cargo de la artista paraguaya; Laura Mandelik.

El grupo apuesta al idioma castellano para ganar notoriedad fuera de su país y generar un impacto en el resto de Latinoamérica. “El español no me trajo muchos problemas, porque ya tenía otros poemas y letras en castellano”, dice el músico.

Hasta el momento, la crítica fue muy positiva respecto a este material, pero aún están tratando de llamar la atención de blogs y otros sitios de internet de países de habla hispana.

Hasta el momento, Escambau tenía lanzado cuatro discos: Pasa en las Mejores Familias (2009), Orden y Progreso vía Pan y Circo (2011), Nueva Tentación (2014) y Sopa de Cabeza de Bagre (2017).

La banda ya cuenta con algunos conciertos en Buenos Aires, Argentina y Asunción, capital de Paraguay. Tocaron en varios lugares como El Puerto de Asunción, Rockero, El Poniente, entre otros y pudieron compartir escenario con agrupaciones locales cómo Kchiporros.

“El público en Paraguay es sin igual, presta atención cuando el artista se presenta. Es un público musical, es un país con arte propia. Nos sentimos muy queridos y respetados desde el inicio. Además, hicimos muchos amigos”, recuerdan los músicos sobre su paso por nuestro país.

Plata alta fue el bar que más les marcó (como a muchas personas) porque aparte de dar algunos shows en ese lugar, hicieron el videoclip de “La Copa Rota” y el director de ese material es el reconocido cineasta paraguayo; Ramiro Gómez.


Esa noche, además de recibir el cariño del público, tuvieron la oportunidad de ver a una particular banda que les llamó la atención; La Secreta y les gustó bastante.

Esta vez, Escambau se presenta el jueves 19 de julio en Anthony’s Rooftop Bar (Caballero e/ 25 de mayo y Cerro Corá). Al día siguiente, estarán en Barbarella (Herrera 875 e/Tacuary y Estados Unidos) junto a Nine Bits y cerrarán su gira por Asunción en Oficina Uno (Manuel Peña casi Tte Guillermo Garcete) el sábado 21 de julio. Posteriormente continuarán por Buenos Aires y Rosario.

Las canciones

El EP Eléctrico, está compuesto por tres canciones; “Broma” apunta más al rock pegajoso de estilo clásico y británico. Con letra fuerte y sincera, que conversa de una forma cruda y directa con la realidad política que se presenta hoy en casi todo el continente latinoamericano y no solo en Brasil.


“Duro en mi coche” es la canción con la que se estrenó su nuevo EP. En ella, este grupo brasileño se acerca a una sonoridad más tradicional de los grupos de pop rock argentino de los 90’s. Cíclica y repetitiva, con una melodía agradable y una poesía alcohólica, la canción gana cuerpo y alma en castellano y guaraní gracias a la voz de Maria Paraguaya.


“Eléctrico” es una canción urgente, directa y pesada. Una improbable mezcla sonora de reggaeton con bandas de garage rock de los años 60. La letra es explosiva, histérica y eléctrica (como sugiere el título), así como el canto rasgado de Giovanni Caruso. Las guitarras sucias y psicodélicas combinadas con el sintetizador y la frenética batería. Para los integrantes, este es el Escambau en su forma más espléndida.


La producción musical quedó a cargo de los propios integrantes de Escambau, con apoyo técnico de Renato Ximú. Los videoclips fueron grabados todos en el mismo día. Fueron dirigidos por Rapha Moraes.

Sobre Escambau

La banda se formó en 2009, en Curitiba (Brasil). El grupo tiene cinco integrantes: Giovanni Caruso (voz y guitarra), María Paraguaya (voz, percusión y sintetizador), Zo Escambau (guitarra), Yan Lemos (bajo y voz) y Yuri Vasselai (batería).

“Nosotros dejamos que las canciones direccionen nuestros rumbos musicales”, definió en su momento el baterista original de la banda; Ivan Rodrigues, reforzando que el grupo no se prende a ningún estilo específico en la hora de componer un nuevo trabajo.

“La experimentación musical es una característica fuerte de Escambau, no nos gusta la idea de quedarnos estacionados en un estilo, llevamos muy en serio lo que hacemos, pero nos gusta también poder jugar con eso, ritmo, letra, figuras, etc.”, ahonda el guitarrista Giovanni Caruso.

El intentar hacer algo afuera de su zona de confort es bueno les abre la mente y les hace bien al cuerpo, así como una sensación de nuevos obstáculos, renovando así su motivación inicial.

“Somos un grupo independiente, por eso nuestro futuro está siempre en las manos de un huracán. No podemos saber nunca lo que va a pasar, pero estamos planeando un nuevo álbum de larga duración para 2019”, prometen.

María Paraguaya

La vocalista de esta agrupación es paraguaya. Viajó al Brasil en 1998, más específicamente a la ciudad de Porto Alegre para cursar la carrera de Ciencias Sociales. Se graduó, conoció a Giovanni Caruso (con quien mantiene una relación más allá de lo musical) y se radicó en esas tierras.

“Siempre estuve muy ligada a la música. Mi papá es un músico nato, me enseñó a tocar la guitarra desde pequeña y a cantar. Profesionalmente, recién se me dio la oportunidad en Brasil, aquí me desenvolví y me encontré cómo artista”, cuenta María Paraguay, la frontgirl de Escambau.

Aun así, su llegada a Escambau se dio en Paraguay. “Fue casi sin querer en San Bernardino, cuando Giovanni y yo pasamos cuatro meses allí. Las canciones nacieron bajo la inspiración del Lago Ypacarai. Cada año vamos a San Bernardino a componer un nuevo trabajo”, confiesa la cantante.